lunes, 10 de mayo de 2010

Zorobabel y Josué: Regresa el turbante y vuelve la corona

Texto base

26 esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: ‘Remueve el turbante, y quita la corona. Esta no será la misma. Póngase en alto aun lo que está bajo, y póngase bajo aun al alto. Ruina, ruina, ruina la haré. En cuanto a esta también, ciertamente no llegará a ser [de nadie] hasta que venga aquel que tiene el derecho legal, y tengo que dar [esto] a él’.-Ezequiel 21:26,27

Zorobabel y Josué
El primero era descendiente directo de David y antepasado de Jesús de Nazaret, el segundo un gran sumo sacerdote, con el mismo nombre de "Jesús", ya que Josué se puede pronunciar de la misma forma, y significa "Jehová es salvación". Ambos viven y son guíados por Jehová mediante Ageo y Zacarías. Zorobabel es el gobernador legítimo (heredero real) y Josué el sumo sacerdote, los cuales representan a Cristo, sumo sacerdote y rey.

Y procedió a mostrarme a Josué el sumo sacerdote de pie delante del ángel de Jehová, y a Satanás de pie a su derecha para presentarle resistencia. Entonces [el ángel de] Jehová dijo a Satanás: “¡Jehová te reprenda, oh Satanás, sí, Jehová te reprenda, el que escoge a Jerusalén! ¿No es este un leño arrebatado del fuego?”.- Zacarías 3:1,2

¿Captamos la importancia de la visión profética? El parecido del relato es muy similar al de Judas

Pero cuando Miguel el arcángel tuvo una diferencia con el Diablo y disputaba acerca del cuerpo de Moisés, no se atrevió a llevar un juicio contra él en términos injuriosos, sino que dijo: “Que Jehová te reprenda”.- Judas 9

Claramente Josué es una prefiguración del Cristo y Satanás mismo se presenta para resistirle. Esto nos muestra la importancia de la cuestión. Pero Zacarías continúa:

3 Ahora bien, en cuanto a Josué, sucedió que estaba vestido con prendas de vestir sucias y estaba de pie delante del ángel. 4 Entonces este respondió y dijo a los que estaban de pie delante de él: “Remuevan de sobre él las prendas de vestir sucias”. Y pasó a decirle: “Ve, he hecho que tu error pase de sobre ti, y hay un vestirte con vestidos de ceremonia”.

Cómo iremos analizando, ésta acción profética es la finalización de la profecía de Ezequiel 21:26,27. Cómo muestra el texto base, ésta habla de la remoción del turbante y corona. El turbante corresponde al sacerdote y la corona al rey. Se espera que tiene que llegar el "que tiene el derecho legal" para el retorno. Ahora han pasado varías décadas de la destrucción de Jerusalén y los judíos retornados tienen buenas perspectivas. Se le dice a Josué que el error pase sobre él, lo cual alude al perdón de la profecía de Ezequiel. El profeta Zacarías sigue:

5 Ante aquello, dije: “Que le pongan un turbante limpio sobre la cabeza”. Y procedieron a ponerle el turbante limpio sobre la cabeza y a vestirlo con prendas de vestir; y el ángel de Jehová estaba de pie allí cerca. 6 Y el ángel de Jehová empezó a dar testimonio a Josué, y dijo: 7 “Esto es lo que ha dicho Jehová de los ejércitos: ‘Si es en mis caminos en los que andas, y si es mi obligación la que guardas, entonces también serás tú quien haya de juzgar mi casa y también guardar mis patios; y ciertamente te daré acceso libre entre estos que están de pie allí cerca’.

Claramente observamos la redención. Ahora el turbante regresa al sumo sacerdote. Y se le da a Josué la potestad de juzgar la casa (el Templo) de Jehová. Una apropiada representación de Cristo.

8 ”‘¡Oye, por favor, oh Josué el sumo sacerdote, tú y tus compañeros que se sientan delante de ti, porque son hombres [que sirven] de portentos presagiosos; porque, miren, voy a introducir a mi siervo Brote! 9 Porque, ¡mira!, ¡la piedra que he puesto delante de Josué! Sobre esta piedra única hay siete ojos. Aquí voy a grabar su grabado —es la expresión de Jehová de los ejércitos—, y ciertamente quitaré el error de aquella tierra en un solo día.’

Éstas palabras de Zacarías son el cumplimiento de Jeremías:

En aquellos días y en aquel tiempo haré que brote para David un brote justo, y ciertamente ejecutará derecho y justicia en la tierra.-Jeremías 33:15

Además la alusión a la piedra y a los siete ojos, es una referencia al cordero que espera siete tiempos desde la profecía. De hecho Apocalipsis 6:1 habla de esos siete ojos. La piedra es sin duda la misma piedra angular: el Cristo.

10 ”‘En aquel día —es la expresión de Jehová de los ejércitos— se llamarán, cada uno al otro, mientras [estén] debajo de [la] vid y mientras [estén] debajo de [la] higuera’”.- Zacarías capítulo 3.

La profecía tiene que ver con la llegada del poder real del Mesías y sus condiciones pacíficas igual a las descritas por Isaías. Pero Zacarías nos habla también de Zorobabel.

9 “Las mismas manos de Zorobabel han colocado el fundamento de esta casa, y sus propias manos [la] terminarán. Y tendrás que saber que Jehová de los ejércitos mismo me ha enviado a ustedes. 10 Porque, ¿quién ha despreciado el día de las cosas pequeñas? Y ciertamente se regocijarán, y verán la plomada en la mano de Zorobabel. Estos siete son los ojos de Jehová. Discurren por toda la tierra”. - Zacarías 4:9-10


Y se remata sobre Josué al decir el profeta Zacarías:
Y tienes que tomar plata y oro y hacer una magnífica corona y poner[la] sobre la cabeza de Josué hijo de Jehozadaq el sumo sacerdote. Y tienes que decirle:

‘Esto es lo que ha dicho Jehová de los ejércitos: “Aquí está el hombre cuyo nombre es Brote. Y de su propio lugar brotará, y ciertamente edificará el templo de Jehová. 13 Y él mismo edificará el templo de Jehová, y él, por su parte, llevará [la] dignidad; y tiene que sentarse y gobernar en su trono, y tiene que llegar a ser sacerdote sobre su trono, y el consejo mismo de la paz resultará estar entre ambos. 14 Y la magnífica corona misma llegará a pertenecer a Hélem y a Tobiya y a Jedayá y a Hen hijo de Sofonías como memoria en el templo de Jehová. 15 Y los que están lejos vendrán y realmente edificarán en el templo de Jehová”. Y ustedes tendrán que saber que Jehová de los ejércitos mismo me ha enviado a ustedes. Y tiene que ocurrir... si ustedes sin falta escuchan la voz de Jehová su Dios’”. -Zac. 6

Cómo observamos, vemos el regreso "del turbante" y "la corona" en acontecimientos arrancados en 520 a.E.C y que se extienden hasta el término de la edificación del templo (515 a.E.C) y sus 7 años posteriores hasta llegar al 508 a.E.C.

Claramente hay 2520 años o siete tiempos hasta 2001. Y aparece el Josué y Zorobabel mayor. Éste comienza la edificación final del Templo espiritual en 2001 y se extiende hasta nuestros días finales.
.
Cómo notamos el cuadro profético de "siete tiempos" parece cumplirse en 2001. Y desde entonces todo se precipita hasta el fin.

Enlaces relacionados con los temas


La Tierra de Magog (nuevas entradas)
http://magogysutierra.blogspot.com/

Entre la inmensidad y la eternidad (nuevas entradas)
http://pluralidadmundos.blogspot.com/

La vida inédita de Jesús (nuevas entradas)
http://elhombremasgrande.blogspot.com/